Avui Rolandito fa 11 anys

S6300725Avui en Rolandito, el fill del pres polític cubà Rolando Jiménez Posadas condemnat a 12 anys de presó, a qui vaig dedicar el conte “Rolandito i el rei Fidel” fa 11 anys. En Rolando hauria d’estar avui celebrant l’aniversari del seu fill. De fet hi hauria d’estar encara que els règim castrista fos conseqüent amb les seves pròpies normes. El van acusar de ser l’autor de diverses pintades que deien “Muera Fidel” a tota la Isla de la Juventut i el fiscal demanava per ell 6 anys de presó. La sentència –sorprenentment- el va condemnar a 12 anys de presó. Rolando, però, ja ha complert els sis anys que li demanava el fiscal! Podria estar a casa!

En Rolandito malauradament, però, no tindrà el seu pare a casa… i ja en fa sis aniversaris! Pitjor que això, però, que el nen pateix el que en el nostre entorn en diríem un “assetjament inacceptable”, però que és a l’ordre del dia sota el totalitarisme cubà. Per tal que tothom se’n pugui adonar, us envio una nota que em va enviar la Lamasiel Gutiérrez, la mare del nen. És un e-mail de 21 de maig d’enguany, el reprodueixo literal:

Hola amigo,

Ante todo reciba un gran abrazo desde Cuba. Muchas gracias, por ayudar tanto a Rolando. Estamos seguros que, con su ayuda, su liberación se acerca cada día más. Estoy loca de que salga de libertad, que es lo que más falta hace al niño… La maestra le suspendió las matemáticas, quizá repita curso… y estoy convencida que es una represalia. El niño, efectivamente, puede distraerse de las clases  por el trato intimidatorio que le dispensa ella misma. Le dice, delante del resto de los niños, que su papa es un  delincuente y que yo soy una mentirosa en mis artículos. ¡Imagínate como se pueda sentir el niño! Ya lo denuncié a la directora, pero ella justifico las prácticas de la maestra. Cuando Rolando se resistió a ponerse el uniforme de preso común, las cosas recayeron en el niño, que es el más débil. En el comedor de la escuela le obligaron a servir a los más de 600 alumnos y a los profesores. Así, en la escuela, él nunca almuerza. La maestra, sin embargo, ni se inmuta… Cuando le da el asma en la clase ni me avisa, ni le atiende. Cuando termina la escuela, por la tarde, llega muerto de hambre y tan flaquito…

Bien, llámeme por teléfono. Besos para todos y que Dios le bendiga.

Lamasiel Gutiérrez.

No calen comentaris.

Deixa un comentari

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s